mivoluntad

Para su tranquilidad y la de su familia

Contrate en vida su servicio funerario

Visitar web

Precios al alcance de todas las familias

Pídanos presupuesto de los servicios funerarios sin compromiso.

Pedir presupuesto

Artículo.

Cementerio de Skogskyrkogården

19-05-2016

cementerio de Skogskyrkogården
El cementerio de Skogskyrkogården está integrado en la naturaleza

El cementerio de Skogskyrkogården, que traducido significa "Cementerio del Bosque" está situado al sur de Estocolmo y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994. Se caracteriza por ser un espacio de gran belleza e integrado en la naturaleza, probablemente uno de los cementerios más especiales de Europa.

Este nuevo cementerio debía situarse en el barrio de Enskede, al sur de la ciudad, en unos terrenos al lado de un bosque de pinos y de abetos, y tenía que convivir con el viejo y saturado cementerio de Norra begravningsplatsen, al norte de la ciudad. Para construirlo el ayuntamiento de Estocolmo convocó un concurso internacional de arquitectura en 1914.

Entre las más de 50 propuestas presentadas en 1915 se escogió "Tallum" (pinar) de los jóvenes arquitectos suecos Erik Gunnar Asplund y Sigurd Lewerentz, que en su proyecto contemplaban la preservación del medio natural donde se iba a construir la instalación, ubicando los edificios en las partes libres de árboles. Asplund se encargó de proyectar los edificios mientras Lewerentz se dedicaba al paisajismo y la creación de caminos dentro del cementerio.

La primera edificación fue la capilla del Bosque (1917), de madera, que se alzó en un claro con un porche de columnas de madera que entraban en diálogo con los árboles de alrededor. 

Una vez finalizada la obra, en 1937 se encargó a Asplund la construcción de un gran crematorio con tres capillas, la Capilla de la Fe, de la Esperanza y la Santa Cruz. El nuevo equipamiento ya fue construido en un lenguaje moderno o contemporáneo, más cercano al racionalismo y contemplando el funcionalismo del edificio, lejos del romanticismo y el neoclassisme de la antigua capilla original.
El cementerio de Skogskyrkogården cuenta con espacios diversos y singulares para perderse como la colina de la Meditación, el punto más alto, donde te guía un camino de grava, arriba se encuentran 12 olmos (los únicos de hoja caduca); el Camino de los Siete Pozos, entre pinos, que conduce hasta la capilla de la Resurrección o Uppståndelsekapellet (1925), la única proyectada por Lewerentz al más puro estilo neoclásico; o el Camino de las Siete Fuentes, entre inmensos abetos a ambos lados. Entre el paisaje de gran belleza se van encontrando esculturas como la gran cruz de granito, o algunas obra de Carl Milles, como la del patio de la Capilla de la Santa Cruz.

En el cementerio hay un parte llamada Bosque del Recuerdo donde los enterramientos se realizan de forma anónima y se pueden dejar flores o velas. En Suecia es muy común la incineración. 

Skogskyrkogården acoge unas 50.000 tumbas, entre las que destaca la de la actriz Greta Garbo o el portero de hockey hielo Pelle Lindbergh.

Para llegar al Cementerio de Skogskyrkogården sólo hay que bajar a la estación de metro que lleva el mismo nombre.

 

Categorías: Arte, Cultura funeraria


Artículo anterior