mivoluntad

Para su tranquilidad y la de su familia

Contrate en vida su servicio funerario

Visitar web

Precios al alcance de todas las familias

Pídanos presupuesto de los servicios funerarios sin compromiso.

Pedir presupuesto

Artículo.

Como vestirse para un funeral

28-07-2016

como vestir para un funeral
Una de las claves es vestir de forma respetuosa con el difunto y sus allegados

Cuando tenemos que acudir a un funeral a menudo se nos plantea la misma pregunta: ¿cómo tengo que ir a una funeral? La tradición marca que en los países occidentales la manera más apropiada de vestirse en un funeral es con ropa clásica, más o menos elegante y de color negro, el color en señal de duelo, pero que esto deba ser así hoy en día es relativo y depende de varios factores, valorándolos todos podemos hacernos una idea de la forma de vestir más adecuada para cada caso:

  • Proximidad con el difunto y la familia: el grado de relación con el muerto será determinante, ya que cuanto más conocemos a la persona y los familiares que preparan el funeral, más sabremos sobre su manera de hacer, si son muy conservadores o no, si se pueden ofender por la manera de vestir de los asistentes al funeral e incluso, si no ha sido una muerte repentina, sabremos si tenemos alguna referencia o indicación de esta persona para su funeral o incluso tal vez recordaremos de la manera que vestía en otro funeral. Pero generalmente los más cercanos son los que deben tener más en cuenta la ropa que eligen, procurando que respete al máximo el estilo del difunto y familia. Si alguien tienq que vestir completamente de negro, estos serán los más cercanos al difunto, si es preciso. En estos casos puede que incluso sea indicado el uso de un sombrero. Pero a veces no hay que ir de negro de arriba abajo excepto que se trate de personas muy conservadoras o que nos lo indiquen especialmente.
  • Edad del difunto: Tanto la proximidad como la edad son importantes a la hora de escoger el vestuario, probablemente no tiene los mismos ideales una persona que ha muerto joven que una de 95 años. Esto no quiere decir que los enterramientos de niños o jóvenes se tenga que ir informal o de cualquier manera, al contrario, la gravedad de la situación reclama ir vestido especialmente para la ocasión pero puede que se permita el uso de colores combinados con el negro siempre que no sean muy cantones.
  • Familia conservadora o moderna: Si se trata de familias conservadoras que posiblemente den mucha importancia en el vestir debemos estar a la altura, esto no quiere decir que haya que lucirse en un funeral, no se trata de ir a un desfile de ropa negra. Hay que saber llevar la elegancia con discreción y sobriedad. En el caso de los hombres un traje oscuro con americana y corbata puede ser adecuado y para las mujeres también un vestido o pantalones / falda (no muy corta) con chaqueta, siempre con tonos oscuros o combinados con claros y cortes recatados. En el caso de las familias más "modernas" no hay que ser tan estricto en los colores, no se deben llevar colores y lentejuelas pero sí es habitual combinar grises o negros con otros colores siempre que no sean muy llamativos. En verano, sobre todo para las mujeres, es importante que si hace calor piensen en llevar un chal o un pañuelo para taparse los hombros si hace demasiado calor para llevar chaqueta. Para el calzado sirven los mismos consejos: los hombres zapatos oscuros y las mujeres también, pero sin tacones extremados ni sandalias con pie descubierto.

Y los niños, ¿cómo deben vestirse? Niños y adolescentes deben ir en consonancia con los padres, pero generalmente les es permitido llevar vaqueros o algunos pantalones tipo chinos, es decir ropa algo más casual. Lo importante es que vayan limpios y arreglados. Para niñas y adolescentes sirven las mismas indicaciones, pero pueden ponerse faldas o vestidos por debajo de las rodillas combinadas con una rebequita. De calzado es recomendable que lleven zapatos mejor que zapatillas, los niños pueden llevar tipo náuticos o mocasines y las niñas bailarinas o botas en invierno.

Pero si no tenemos ninguna pista y debemos asistir a un funeral (ya sea por trabajo o por cualquier otra circunstancia) la fórmula más habitual y más efectiva es la clásica pero sin ser extremadamente conservadora. Es decir, llevar ropa no demasiado extravagante, ropa formal y de colores oscuros combinados con claros, sin ser llamativos.

En cuanto al maquillaje y las joyas, lo mismo, la discreción es la que manda, con lo mínimo basta. La clave es no hacer ostentación y vestir de manera respetuosa, dejando que prime el buen gusto.

Categorías: Costumbres, Cultura funeraria


Artí­culo siguiente