mivoluntad

Para su tranquilidad y la de su familia

Contrate en vida su servicio funerario

Visitar web

Precios al alcance de todas las familias

Pídanos presupuesto de los servicios funerarios sin compromiso.

Pedir presupuesto

Artículo.

Petos de ánimas

03-03-2013

petos de ánimas
Oleo sobre tela de Adrian Ludwig Richter

Son llamados así en Galicia a los pequeños monumentos funerarios de culto a los muertos que como temática  suelen representar la idea del purgatorio.

Estos monumentos están relacionados con la cultura a los muertos tan arraigada en Galicia y muchos de ellos todavía conservan su carácter más religioso, al mismo tiempo, que se le rinde culto. Se encuentran en cruces de caminos, atrios de iglesias y lugares de buena visibilidad. Los más antiguos datan del siglo XVII, aunque no sería hasta el siglo XVIII cuando se construyan con más profusión.

La veneración a las ánimas prolifera como consecuencia de la Contrarreforma que revitaliza su culto y fomenta su representación simbólica, reaccionando frente al protestantismo que negaba la existencia del purgatorio y por lo tanto el valor de los sufragios, tan del gusto de la iglesia católica.

La finalidad de estas construcciones populares es la de ofrecer limosnas de todo tipo (flores, cera, patatas, maíz, pan, aceite…), a las ánimas que no encuentran descanso en el Purgatorio, para que alcancen la felicidad en el Cielo; una vez liberadas intercederán por quien hizo la ofrenda, y este dinero se destina a dar misas por los difuntos.

Los petos de ánimas suelen estar construidos en piedra con una cruz en lo alto, por lo general con imágenes de las ánimas? en el fuego del purgatorio y una figura que las vela (santo, rey u obispo). En la parte frontal aparece un peto o hucha para depositar la limosna y protegido con una reja o un cristal. Los petos unen arquitectura y escultura, y su estructura se divide en tres partes: infraestructura arquitectónica básica. Una cavidad que semeja una capillita que ocupa el eje central y superior (buqueira). Un agujero escavado casi siempre en la base de la capillita, tapada con una lámina de hierro y un agujero para meter las limosnas (Alxibeira).


El culto a las ánimas no es exclusivo de las tierras gallegas, también está presente en otras regiones peninsulares, en algunos casos con una construcción similar, los “humilladeros” o “santucos” cántabros,en asturias las “capillas de ánimas”, las “alminhas” portuguesas,que presentan características semejantes: estar hechos de piedra y con variados modelos que acogen la representación esculpida o pintada de las benditas ánimas, con un cepo para la recogida de limosnas.

Categorías: Historia


Artículo anterior Artí­culo siguiente