mivoluntad

Para su tranquilidad y la de su familia

Contrate en vida su servicio funerario

Visitar web

Precios al alcance de todas las familias

Pídanos presupuesto de los servicios funerarios sin compromiso.

Pedir presupuesto

Artículo.

Premios Darwin

17-11-2016

premios darwin
Wendy Northcutt es propietaria de la web de los Premios Darwin y autora de varios libros sobre el tema

Los Premios Darwin o Darwin Awards son aquellos que se conceden de manera póstuma a aquellas muertes más absurdas o ridículas. Pero hay una excepción, también pueden obtener el premio aquellas personas vivas que tras sufrir un accidente absurdo queden estériles y no puedan tener descendencia.

Se llaman Premios Darwin porque se basan en un supuesto de la teoría de la evolución de Charles Darwin según la cual la humanidad mejora genéticamente si aquellas personas que por un error absurdo o un accidente abandonan la vida. Se trata, pues, de premiar incluso aquellas personas que contribuyen a mejorar la inteligencia humana muriendo.

Para obtener un premio Darwin deben cumplirse cinco requisitos, establecidos por Wendy Northcutt, propietaria de la web y autora de varios libros sobre el tema. El primero es la imposibilidad de reproducción (estar muerto o quedar estéril) tal y como hemos mencionado antes, y los otros cuatro son:

  • Que la muerte sea verídica: no valen invenciones, además la muerte debe tener testigos o pruebas que certifican que se ha producido de esa manera, debe provenir de una fuente de información fiable (un diario, un testigo, un documental ...) si no puede ser descalificada. Northcutt se esfuerza para verificar todas las historia, porque ha habido muchos leyendas urbanas que no eran muertes reales o contrastadas.
  • Excelencia: el accidente, la causa de la muerte debe ser sensacional, fuera de serie, aquí los candidatos compiten en la originalidad del absurdo o de la imprudencia, ya que el premio tiene un tono totalmente irónico y tiene que hacer gracia.
  • Autoselección: no vale que una persona muera por culpa de otra, sino que debe ser uno mismo que acabe muriendo por un accidente absurdo o una imprudencia monumental.
  • Madurez: la persona debe ser mayor de edad y no debe sufrir ningún retraso ni enfermedad mental.


Pero en la web también hay un lugar honorífico para aquellos que podríamos decir que milagrosamente siguen vivos y manteniendo sus capacidades reproductivas después de hacer alguna acción altamente atrevida. El ejemplo más citado es el de Larry Walters (1997), que ató a su silla de jardín globos inflados con helio y voló sobre Long Beach (California) hasta llegar a los 5.000 metros de altura. Salió vivo.

Los primeros Premios Darwin de los que se tiene noticia datan del año 1985 y fueron enviados por correo electrónico, el primero estaría relacionado con la muerte de un hombre que con la cabeza dentro de una máquina expendedora acabó muriendo aplastado intentando romper -la. Posteriormente se habrían enviado listas de los premiados por correo electrónico y desde 1993 estas quedarían recogidas en páginas web como darwinawaards.com.

Algunos ejemplos de muertes estúpidas premiadas en los Darwin Awards serían la muerte por hacer malabarismos con granadas, tirarse del avión sin paracaídas para grabar paracaidistas, cortarse la cabeza con una sierra mecánica para demostrar valentía o iluminar un depósito de combustible para comprobar si hay elementos inflamables haciendo uso de un encendedor.

En el año 2006 se hizo una película sobre los Premios Darwin dirigida por Finn Taylor titulada The Darwin Awards.

Categorías: Costumbres, Cultura funeraria