mivoluntad

Para su tranquilidad y la de su familia

Contrate en vida su servicio funerario

Visitar web

Precios al alcance de todas las familias

Pídanos presupuesto de los servicios funerarios sin compromiso.

Pedir presupuesto

Artículo.

Turismo de Cementerios

06-06-2013

Montjuic Cemetery Barcelona

¿EN QUÉ CONSISTE?

En los últimos años ha surgido una nueva corriente turística que se ha centrado en recorrer los principales monumentos funerarios de los cementerios. Se trata del “Necroturismo” o turismo de cementerios.

Obras de arte funerarias esculpidas o pintadas, ingenierías urbanas,… una historia compartida de estilos artísticos y un patrimonio que descubrir bajo el velo de la superstición.


ITINERARIO CULTURAL EUROPEO

En 2010, el Consejo de Europa reconoció como “itinerario cultural” a la Ruta de Cementerios Europeos (ASCE) un epígrafe que comparte con el Camino de Santiago, la Vía Francigena, la Ruta de los Fenicios o del Legado Andalusí, entre otros.

Reconociendo que las visitas a cementerios van en aumento, el Consejo de Europa vio en la Ruta la posibilidad de establecer un itinerario europeo bajo un contenido muy específico. Un nexo más de unión entre los países.

La Ruta Europea de los Cementerios está formada por 63 camposantos localizados en 50 ciudades de 20 países europeos, entre las que destacan Oporto, Florencia, Estocolmo, París, Londres, Cracovia o Atenas. En España se eligieron 18 cementerios dignos de ser visitados. Cataluña yAndalucía, son las comunidades autónomas con más presencia en la Ruta.


PATRIMONIO HISTÓRICO Y ARTÍSTICO

Esta nueva modalidad turística apuesta por dar a conocer el rico patrimonio histórico y artístico que albergan los camposantos de numerosas metrópolis de todo el mundo. Rincones tranquilos, alejados de los turistas que conservan auténticas obras de arte y donde descansan multitud de personajes históricos. En muchas ocasiones, estos mismos cementerios son los testigos más elocuentes de grandes catástrofes y calamidades que han castigado Europa durante siglos, como las dos guerras mundiales, aunque también son depositarios de rasgos positivos, puesto que en ellos quedan plasmadas las expresiones de diferentes corrientes artísticas - como el modernismo, el neogótico, el art noveau, el neoclásico o elromántico – en distintos conjuntos escultóricos y arquitectónicos.

El turista que se anima a recorrer esta particular ruta puede visitar las tumbas de personajes tan ilustres como el filósofo Jean-Paul Sartre (en el parisino cementerio de Montparnasse), el compositor Ludwig van Beethoven (en el Zentralfriedhof de Viena) o el pintor surrealista Joan Miró (en el cementerio barcelonés de Montjuïc).

La mayoría de ciudades que integran la ruta son ciudades ricas en historia e inquietudes artísticas como Génova, París, Londres, Viena,Florencia, Granada o Barcelona. La riqueza de sus cementerios, aunque desconocida para el gran público, se encuentra ahí y en Europa hace ya años que no solamente han sido conscientes de su potencial turístico, sino que además se ha logrado que el turismo de cementerios, onecroturismo, se alce con el reconocimiento internacional dentro del sector turístico.


EL NECROTURISMO EN ESPAÑA

En España, este tipo de necroturismo está despuntando y en los últimos años son muchos los cementerios que se han sumado a esta nueva moda de mostrar ángeles, serafines o vírgenes de mármol.

En Madrid se celebró el pasado mes de junio la I Ruta de Turismo de Cementerios en el camposanto de La Almudena y el Panteón de los Hombres Ilustres, coincidiendo con la Semana Europea de Turismo de Cementerios. Así mismo, coincidiendo con su bicentenario, la sacramental de San Isidro ofreció visitas guiadas para dar a conocer el patrimonio artístico, histórico y paisajístico que atesora.

Además también se muestran a los turistas que lo deseen el cementerio de Montjuïc, en Barcelona; los cementerios modernistas de Sitges y Vilanova i la Geltrú, ambos cerca de Barcelona; Comillas (Cantabria); Valencia (en la ruta bautizada como “Museo del silencio”) y La Almudena (Madrid). También merecen ser visitados por originales los cementerios de Bilbao, Polloe (San Sebastián) o el del Inglés (Málaga) que incluso organiza visitas nocturnas o bilingües.

El cementerio de Monturque en Córdoba es el único cementerio de España que contiene en su interior una zona arqueológica declarada Bien de Interés Cultural y posee en su interior unas cisternas romanas que se descubrieron en el siglo XIX, cuando una epidemia de cólera obligó a ampliar el cementerio.

En Galicia destaca el conocido como «Cementerio del fin del mundo», que está en Finisterre. Es obra de César Portela y está formado por 14 cubos de granito proyectados hacia el mar desde el acantilado. Todos ellos (con otros tres cubos algo más arriba: la sala de autopsias, el depósito y la capilla) componen el cementerio sin muertos más valorado del planeta. Finalista de los premios Philippe Rotthieer (2002) y Mies van der Rohe(2003), ha sido reconocido como una de las mejores obras funerarias del mundo por Oxford y alabado en unas 50 publicaciones especializadas.


LOS CEMENTERIOS MÁS FAMOSOS Y VISITADOS DEL MUNDO

  • Cementerio de Staglieno (Génova): considerado el mejor cementerio del mundo, está reconocido por sus esculturas y por ser el cementerio más grande de Europa. Fue inaugurado en 1851. Entre los famosos enterrados en este cementerio, se encuentran Constance Lloyd, esposa de Oscar Wilde.
  • Necrópolis de Cristóbal Colón en La Habana (Cuba): es el cementerio más grande de América y el único de ese continente dedicado a Cristóbal Colón. Está declarado como Monumento Nacional de Cuba. La estructura del camposanto es rectangular en forma de campamento romano y compuesto de calles, manzanas y lotes. Si por algo resulta llamativo es porque muchos panteones recrean a escala, las mansiones originales de sus dueños.
  • Cementerio de Père Lachaise (París): inaugurado en 1804, cuenta con más de 77.000 tumbas y 300.000 personas enterradas. Entre las lápidas más famosas están las de Jim Morrison, Edith Piaf, Oscar Wilde, Maria Callas, Isadora Duncan, Marcel Proust, Moliere, Balzac, Daumier, Ingres, Delacroix, Corot, Rossini o Chopin.
  • Cementerio de Highgate (Londres): construido en 1839 con el objetivo de paliar la falta de cementerios en la ciudad por la superpoblación, la pobreza y los ataques de epidemia de aquellos años. Destaca por su estilo gótico y su arquitectura victoriana. Con una frondosa y exuberante decoración, muchos lo llaman el "Bosque encantado". Hay aproximadamente 52.000 tumbas y 168.000 personas enterradas. Entre las personalidades que allí se encuentran, están el intelectual Karl Marx, el científico Michael Faraday y el teniente coronel de la KGB Alexander Litvinenko.
  • Cementerio de la Almudena (Madrid): el cementerio se puede dividir en tres partes: la necrópolis, el cementerio original y la ampliación de 1955. En cuanto a la arquitectura de este cementerio, tiene influencias modernistas y neo mudéjares en su entrada. Hacia el este de la necrópolis se encuentra el primitivo cementerio de Nuestra Señora de la Almudena, inaugurado provisionalmente en 1884 por las corrientes de cólera. Dentro de las personalidades enterradas en este cementerio, se encuentran Las Trece Rosas, un grupo de trece mujeres fusiladas por el régimen franquista poco después de finalizar la Guerra Civil.
  • Cementerio judío de Praga: se creó en 1439 y fue creciendo a lo largo de los años, Nunca aumentó su extensión por lo que es considerado un cementerio pequeño y agobiante, debido a eso, el gran número de tumbas se amontonan, lo que impide que muchos no puedan honrar a sus muertos. Hay unas 12.000 lápidas y más de 100.000 personas enterradas.
  • Cementerio americano de Colleville en Normandía (Francia): ubicado en la Playa de Omaha, una de las famosas playas donde se realizó el desembarco de Normandía. Contiene los restos de 9.387 militares estadounidenses, la gran mayoría de ellos fallecidos durante el famoso desembarco. Además, se incluyen las tumbas de los miembros de la Fuerza Aérea cuyos aviones fueron derribados en Francia. Las tumbas están colocadas hacia el oeste, mirando a los Estados Unidos. La película "Salvar al soldado Ryan" está basado en la historia de los hermanos Niland, que se encuentran enterrados en este cementerio.
  • Cementerio Trinity Church en Nueva York: ubicado en la Avenida Broadway de Nueva York, frente a Wall Street y cerca de la zona cero, donde se encontraban las Torres Gemelas. Las diminutas lápidas ennegrecidas por el tiempo, contrastan con las moles de aluminio, cemento y cristal de los edificios de alrededor. Entre los famosos enterrados en este cementerio, están Robert Fulton (creador de la máquina de vapor) o Francis Smith, representante de Nueva York en la firma de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos.
  • Cementerio de la Recoleta en Buenos Aires: ubicado en el barrio de La Recoleta en Buenos Aires, es donde se encuentran sepultadas el mayor número de personalidades del país. Este camposanto es una obra de arte en sí mismo, gracias a que su entrada principal es un pórtico formado por cuatro columnas de orden dórico griego. Entre las columnas que tiene el cementerio, hay escritas varios símbolos de la vida y de la muerte. Alberga varios mausoleos de mármol, decorados con estaturas. Entre las personalidades enterradas en este cementerio, se encuentra la tumba de Evita Perón.
  • Cementerio Skogskyrkogarden en Estocolmo: conocido como "El cementerio del Bosque" está ubicado al sur de la capital sueca. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994. Se calculan unas 50.000 tumbas repartidas en dos áreas. En una de ellas llamada "Bosque del recuerdo", se entierra a la gente de forma anónima y cualquier persona puede acercarse a dejar flores. La personalidad más famosa enterrada en este cementerio, es la gran actriz Greta Garbo.


LOS PROS Y LOS CONTRAS DEL NECROTURISMO

El necroturismo ha despertado opiniones para todos los gustos. Sus defensores alegan que se trata de un nuevo concepto turístico totalmente gratuito, que mantiene al visitante alejado de las grandes masas a las que nos tienen acostumbrados los monumentos más convencionales.

Quienes apoyan el necroturismo consideran, además, que es una buena manera de fomentar la preservación y el cuidado de los cementerios, concebidos como espacios que guardan un importante patrimonio histórico, artístico y social.

Los detractores, por su parte, no parecen contentarse demasiado con esta nueva modalidad turística, ya que la llegada de visitantes podría poner en peligro la conservación de los recintos funerarios, así como la tranquilidad que, según ellos, deben tener estos lugares.

Categorías: Cultura funeraria


Artículo anterior Artí­culo siguiente