Áltima amplía su cobertura en Barcelona con la puesta en funcionamiento del nuevo Tanatorio Áltima Sant Andreu - Nou Barris

14-11-2022
Áltima amplía su cobertura en Barcelona con la puesta en funcionamiento del nuevo Tanatorio Áltima Sant Andreu - Nou Barris

Proximidad
Situado en la Avenida Río de Janeiro, 55-57, el equipamiento prestará servicio a la ciudadanía de estos dos distritos barceloneses a través de cuatro salas de velatorio y un oratorio multiconfesional 

Personalización
La empresa, que inició la actividad en la ciudad en 2006 con el Tanatorio Áltima Ronda de Dalt, ofrecerá unos servicios esenciales de calidad y adaptados a las nuevas tendencias y necesidades de la población 

Sostenibilidad
Proyectado por Batlle i Roig Arquitectura, el nuevo centro incorpora elementos que favorecen la eficiencia y el ahorro energéticos como placas solares y servicios como 'Planta viva' 

 

Barcelona, 14 de diciembre de 2022.- Este mediodía ha tenido lugar el acto de inauguración del Tanatorio Áltima Sant Andreu - Nou Barris, el segundo centro que la empresa funeraria pone en funcionamiento en Barcelona. El acto ha contado con la presencia de Jordi Viñas, consejero delegado de Áltima, Jaume Echaurren, director general de la compañía, y Montse Reymóndez, gerente de la empresa en Barcelona, entre otros representantes del grupo. Asimismo, también ha asistido el equipo de Batlle i Roig Arquitectura, el estudio responsable de la proyección del equipamiento funerario, además de varios miembros del sector funerario. 

Situado en la Avenida Rio de Janeiro, 55-57 (al norte de la masía de Can Valent y al lado del Cementerio Municipal de Sant Andreu), el Tanatorio Áltima Sant Andreu - Nou Barris representa un nuevo equipamiento de servicios esenciales para estos distritos barceloneses, próximo y bien conectado con los barrios y la ciudad. Durante el acto de hoy, el consejero delegado de Áltima, Jordi Viñas, ha manifestado que "a través de esta nueva instalación, moderna, altamente funcional e integrada en el entorno, ampliamos la presencia en Barcelona, donde estamos prestando servicio desde hace más de 15 años a través del Tanatorio Áltima Ronda de Dalt y de oficinas distribuidas en diversos puntos de la ciudad".  Asimismo, el director general de la empresa, Jaume Echaurren, ha puesto de relieve "el refuerzo de la proximidad con la ciudadanía, teniendo muy en cuenta las necesidades de la sociedad de hoy, a través de la prestación de un servicio funerario de máxima calidad  en la capital catalana".  Por su parte, la gerente de Àltima en Barcelona, Montse Reymóndez, ha remarcado las características especiales del nuevo centro "pensado para acompañar a las familias, con espacios amplios y confortables, donde también incorporamos la última tecnología, como la proyección de imágenes en grandes pantallas en el oratorio. Además de apostar por un planteamiento sostenible y eficiente energéticamente". 

El Tanatorio Áltima Sant Andreu - Nou Barris está abierto a todas las personas que soliciten sus servicios, tanto si disponen como si no de seguro de defunción, las 24 horas de los 365 días del año. Es el segundo centro que la empresa funeraria pone en marcha en Barcelona, donde ya comenzó a prestar servicio en febrero de 2006, con la entrada en funcionamiento del Tanatorio Áltima Ronda de Dalt (Scala Dei, 17-37), en el distrito de Horta-Guinardó. La compañía también dispone de cuatro oficinas distribuidas por toda la ciudad, en los hospitales de la Santa Creu i Sant Pau, Clínic y Vall d'Hebron, así como en la calle Sancho de Ávila, 9. En la comarca del Barcelonès, Áltima también gestiona dos tanatorios en Hospitalet de Llobregat (L'Hospitalet-Ronda y L'Hospitalet Gran Via) y tiene presencia en municipios como Sant Adrià de Besòs, a través del Tanatorio Litoral, y en Santa Coloma de Gramenet.  Con la incorporación del nuevo equipamiento de Sant Andreu - Nou Barris, la compañía gestiona un total de 36 tanatorios, 11 complejos crematorios y 18 cementerios en Cataluña y Baleares. 

Bien conectado, accesible y con todos los servicios  

Con una superficie construida de 1.461,12 m² y 938 m² útiles, distribuidos en planta baja y accesibles directamente desde la calle, el nuevo Tanatorio Áltima Sant Andreu - Nou Barris se encuentra integrado en el entorno de la masía de Can Valent, gracias a una fachada de formas simples que respeta la singularidad de este edificio histórico del barrio. Con el objetivo de generar el menor impacto visual, el edificio incluye patios y pérgolas, así como una cubierta inclinada parcialmente verde.  

El centro está planteado para que la estancia de las personas usuarias sea lo más cómoda y confortable posible, a partir de elementos que les faciliten la intimidad y la privacidad, así como la movilidad, con espacios amplios y de fácil acceso. Acoge cuatro salas de velatorio, todas con luz natural y con dos zonas bien diferenciadas: una para la estancia de la familia, con baño privado, guardarropa y zona para refrigerio, y otra destinada al difunto. 

El edificio dispone también de un gran oratorio multiconfesional, con capacidad para 153 personas, que permite celebrar ceremonias religiosas o laicas. El espacio, con luz natural, está preparado técnicamente para poder rendir un homenaje personalizado al difunto a través de la proyección de imágenes en pantallas de grandes dimensiones, ya que está equipado con la última tecnología audiovisual.  

El centro cuenta, asimismo, con un espacio de recepción, dos despachos de atención de las familias, sala de espera destinada principalmente a la entrega de la urna cineraria, expositor de flores y zona común de cafetería o vending. La instalación contempla, también, una zona de acceso privado para el personal interno, donde se encuentra la sala de tanatopaxia, entre otras dependencias técnicas.  Asimismo, Áltima facilita la posibilidad de aparcamiento en la proximidad del centro a las familias usuarias. 

Planteamiento sostenible y servicios respetuosos con el entorno 

Proyectado por el estudio de arquitectura Batlle i Roig, en la construcción del Tanatorio Áltima Sant Andreu – Nou Barris se han priorizado criterios de sostenibilidad y de ahorro energéticos, con el objetivo de ser un equipamiento eficiente y que su impacto ambiental sea mínimo. En este sentido, destaca la instalación de 166 placas solares, para garantizar el autoconsumo energético del edificio. Asimismo, se han tenido en cuenta elementos respetuosos con el entorno, como la construcción de las fachadas con ladrillos cara vista de fabricación ecomanual, que además de evitar emisiones de CO2 (gracias al uso exclusivo de biogás durante su proceso de elaboración), armonizan con el muro que cierra el cementerio de Sant Andreu. También se ha tenido presente el aprovechamiento de la luz natural en todos los espacios y la incorporación de iluminación de bajo consumo tipo LED en todas las estancias y exteriores, con temporización de uso para priorizar la luz natural, además de la utilización de cristales específicos para mejorar el aislamiento térmico y acústico del tanatorio.  Se ha instalado, además, un sistema de climatización con gestión del ahorro energético, con potencial de agotamiento de ozono (ODP) cero. Tanto en la vegetación de la cubierta y de los otros espacios verdes del equipamiento, se ha hecho uso exclusivamente de especies autóctonas con necesidades hídricas bajas, con el fin de favorecer el ahorro de agua.  

En línea con la sostenibilidad, Áltima también ofrecerá servicios respetuosos con el medio ambiente desde el nuevo equipamiento de Sant Andreu - Nou Barris, como Planta viva, una iniciativa que apuesta por el uso de plantas vivas en flor, de cultivos de temporada y de proximidad, que se colocan en macetas, manualmente, sobre una estructura en forma de corona o centro.  Planta viva contribuye, así, a reducir la huella de carbono, ya que evita las mermas y residuos de flor cortada, así como la importación de estas flores. El servicio, que ya se lleva a cabo en el Tanatorio Áltima Ronda de Dalt, permite que las especies ornamentales utilizadas durante el funeral se entreguen posteriormente a las personas asistentes, a modo de recordatorio, en unos portamacetas personalizados. 

En el ámbito de la movilidad sostenible, Áltima también reforzará el uso de los vehículos eléctricos desde Sant Andreu - Nou Barris en todos sus desplazamientos, fruto del compromiso iniciado por la empresa hace más de un año, consistente en la renovación progresiva de toda su flota (coches fúnebres, ambulancias y vehículos comerciales) para que sea totalmente enchufable en 2024. Actualmente, Áltima ya se desplaza exclusivamente con esta energía en todos los servicios que lleva a cabo en el Barcelonès.