Artículo.

Tumbas corredor en el Valle del Boyne

23-01-2017

valle Boyne
Vista aérea de Dowth

En el valle del río Boyne, en la provincia de Leinster (este de Irlanda) se encuentran importantes monumentos que acumulan años de historia, uno de los más importantes de Europa es un yacimiento prehistórico megalítico que contiene unas 25 tumbas corredor entre una gran cantidad de túmulos y otros restos megalíticos de gran relevancia

Tres de ellas, las más conocidas, están situadas en Brú na Bóinne, son: Newgrange, Knowth y Dowth, que fueron declaradas patrimonio mundial de la Unesco en 1993. Son unas tumbas que tienen más de 5.000 años, por lo tanto más antiguas que las pirámides egipcias o que el famoso Stonehenge de Gran Bretaña.

La primera, Newgrange (Donore), se trata de un montículo de 90 metros de diámetro y 13 metros de altura. En su interior se encuentra un pasillo estrecho de 18 metros que da paso a una sala en forma de crucifijo donde hay tres capillas donde se ponían los difuntos. Cada 21 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno, un rayo de luz solar entra por el pasillo iluminando el túmulo durante un rato, un espectáculo que muy pocos tienen el privilegio de contemplar. Como era habitual, el astro formaba parte de la vida y los rituales de las sociedades que han vivido desde tiempos remotos. Lo que aún no se sabe con certeza es si este monumento fue diseñado como templo o como tumba corredor.

A lo largo de estos 18 metros de longitud que tiene el pasillo se pueden ver megalitos con muestras de arte rupestre y grafitis que datan del siglo XIX, cuando todavía el monumento no estaba en manos del Estado.

Un kilómetro al noroeste de Newraange se encuentra Knowth, aún mayor que el anterior, con un diámetro de 67 m. y una altura de 12 m. Esta tumba corredor es la más importante del complejo de Brú na Bóinne, tiene 17 tumbas más pequeñas a su alrededor y unas 300 losas grabadas que a nivel artístico suponen un gran punto de interés de Europa Occidental.

El túmulo tiene un pasillo de 34 metros de longitud que conduce a una cámara central muy similar a la de Newgrange, con tres nichos y tres vasos donde se depositaban los restos quemados de los muertos. En 1968 se descubrió un segundo corredor (este de 40 m.) Que lleva a otro cuarto independiente con un nicho de piedra.

Este lugar fue ocupado durante siglos, desde la Edad de Bronce por Beaker, los celtas en la Edad de Hierro, en el siglo VIII se hizo una fortificación y en el siglo XII los normandos levantaron un castillo.

El tercer túmulo y el menos conocido y visitado es Dowth, ya que debido a su mal estado en 2007 se cerró al público. Esta tumba corredor fecha del 2.500-2000 aC y es similar a la de Newgrange, tiene unos 85 m. de diámetro y 15 de altura. El pasillo, con megalitos decorados, lleva a una cámara cruciforme donde hay un vaso de piedra. En uno de los brazos de la cruz se encuentra una sala que se cree que es la parte más antigua, previa a la forma de cruz.

La situación estratégica del monumento también está alineada con el sol y ofrece una iluminación especial durante el solsticio de invierno, cuando los rayos de sol entran por el pasillo y llegan a las piedras de la cámara circular.

Categorías: Costumbres, Cultura funeraria, Historia


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información en cualquier momento en el siguiente acceso: "Política de cookies"